Musica

sábado, 18 de junio de 2016

SUSANITA TIENE UN RATÓN

Susanita Tiene un ratón / un ratón chiquitin / que come chocolate y turrón / y bolitas de anís. En Cataluña estamos acostumbrados a sufrir todo tipo de insultos, burlas, ofensas y desprecios, además de expolios. Susana Díaz es nueva, relativamente nueva en la tribuna pública, en el altar de la política llorona, pero sabe abrirse camino a base de empujones y groserías. Ahora ya no le basta con el ratón que come chocolate y turrón. Ahora quiere la teta entera y a perpetuidad. Nadie le ha dado vela en este entierro, no hay ningún político catalán que le dedique treinta segundos de micrófono, ni diario que le otorgue 10 gramos de tinta. Pero ella sí, ella se quiere vender como gran tótem de la cosa andaluza, del "gracejo y la cañilla", la más simpática del mundo simpático. Y cómo lo hace? Fácil, despotricando de Cataluña cada día para que le dé réditos, le rían las gracias y le regalen votos a costa de los insolidarios catalanes. Tenemos que seguir aguantando las insolencias de gente sin escrúpulos ni vergüenza?

Dice Susanita que ni quiere ni le gusta que hablemos de la nueva Agencia Tributaria Catalana, pero ... alguien le ha pedido su parecer? Cataluña es la segunda comunidad en aportación de ingresos tributarios, y baja a la décima posición tras el reparto per cápita. Andalucía ocupa el lugar 13 en aportación y remonta al 12 después de la nivelación. Y si hablamos de Extremadura, pasa del 14 al tercer lugar después de la redistribución. Casi lo mismo que Cataluña antes de ser solidaria. La Sra. Díaz lleva todos los días de campaña por pueblos y ciudades vociferando que Cataluña dispone de privilegios, privilegios? Si considera un privilegio que los catalanes vayan con la lengua fuera para alimentar a terceros, le cedo gustoso esta facultad. Ahora bien, hay que entender que primero hay que trabajar duro y resignarse a ser expoliado año tras año. No sé si este matiz puede ser de su agrado, sólo es cuestión de probarlo.


El presidente Puigdemont ha dicho algo adecuado para el caso: si no pueden sacar las grapas de Cataluña, que no se lamenten si dos millones de catalanes, de momento, se quieren dar de baja de su Estado. Por tanto, de acuerdo en que Susanita y el ratón coman turrón y bolitas de anís, pero de nosotros cornudos y pagar la ronda mire, pues no, ya basta de hacer el imbécil y ser vituperado.
Publicar un comentario